Potencia débil: causas y tratamiento, síntomas y prevención

La disfunción eréctil (impotencia) es un proceso patológico causado por la incapacidad física del pene para lograr y mantener un estado de excitación sexual durante el tiempo necesario para una relación sexual plena.

Existe la opinión de que la impotencia es una enfermedad relacionada con la edad que marca el final de cualquier vida íntima. Pero tal declaración es fundamentalmente incorrecta, ya que cada persona tiene su propia reserva de recursos naturales, que puede reducirse bajo la influencia de varios factores externos, por lo tanto, es posible y necesario lidiar con este problema.

Causas de la impotencia en los hombres.

La erección es un proceso físico bastante difícil que es una cadena de reacciones secuenciales. Un cuerpo sano pasa menos de un minuto ejecutando todos los algoritmos necesarios. El tiempo durante el cual un hombre puede mantener la tensión sexual se determina individualmente, teniendo en cuenta las particularidades del caso individual.

La aparición de la disfunción eréctil en los hombres puede manifestarse no solo como una enfermedad independiente, sino también como un síntoma de otra patología crónica profunda.

Hay muchos factores negativos que afectan el curso de todo el ciclo en su conjunto y sus partes individuales que son necesarias para mantener el pene en un estado de erección sostenida:

  • Trastornos y traumas de carácter psicológico;
  • fatiga cronica;
  • diversas enfermedades que afectan la disminución de la actividad sexual en los hombres;
  • Consumo de alcohol, tabaquismo y consumo de drogas;
  • Inflamación y mutilación de los genitales masculinos;
  • Efectos secundarios de la medicación;
  • la falta de conformidad con la cultura del sexo natural y el uso frecuente de sucedáneos artificiales.
los malos hábitos como causa de la mala potencia

La impotencia mental se manifiesta bajo la influencia del estrés constante y la inestabilidad nerviosa y ocurre con mayor frecuencia en personas jóvenes, fuertes y físicamente sanas. Por lo general, es temporal y desaparece tan repentinamente como aparece.

Una erección y las relaciones sexuales asociadas por sí solas requieren el gasto de una gran fuente de energía. En consecuencia, su falta o agotamiento parcial conduce a una disminución de la capacidad eréctil.

El estado de los sistemas arterial y venoso del cuerpo tiene un impacto directo en la estructura física del pene masculino en el momento de la tensión sexual y la duración del coito. La aterosclerosis, las anomalías asociadas con la alteración del flujo sanguíneo cerebral y la diabetes mellitus pueden provocar problemas en la vida íntima. El principal grupo de riesgo, sin embargo, son los hombres con diversos tipos de inflamación del sistema genitourinario, especialmente en formas avanzadas.

un hombre de baja potencia como aumentar la foto 1

El uso demasiado frecuente de la masturbación para aliviar la tensión sexual conduce al estancamiento de los espermatozoides en los testículos, reduciendo su actividad y, como resultado, provocando impotencia.

Disminución de la testosterona

La testosterona es una hormona que es el principal mecanismo natural para mantener una buena salud en los hombres. Mientras tanto, su contenido en la sangre y la velocidad de su producción pueden reducirse bajo la influencia de varios trastornos endocrinos, disfunción de las células hepáticas, lo que conduce a una falta de material para la reproducción de testosterona. Un trastorno del metabolismo de las grasas cuando hay sobrepeso también tiene un efecto negativo sobre la producción de la hormona.

La adicción a las drogas, el alcoholismo y el tabaquismo, que son fuentes de acumulación de contaminantes y toxinas, contribuyen a la formación de disfunción eréctil. El abuso de bebidas alcohólicas, tabaco y narcóticos, por ejemplo, inflige un doble golpe a la potencia masculina, reduce la producción de testosterona y tiene un efecto negativo sobre el sistema cardiovascular de todo el cuerpo.

También vale la pena mencionar la existencia de medicamentos que, junto con sus componentes, reducen significativamente la libido.

Los síntomas de la impotencia

La impotencia es primaria cuando la erección no ocurre en los niños desde una edad temprana y secundaria cuando se debilita o desaparece con el tiempo.

También distinga entre impotencia sexual fisiológica, adquirida y relacionada con la edad que se desarrolla con la edad.

Los siguientes síntomas pueden ser motivo de preocupación:

  • la falta de deseo sexual de un hombre;
  • la incapacidad de un hombre para lograr una erección sostenida cuando hay una fuerte excitación psicológica;
  • el grado de elasticidad del pene es insuficiente para introducirlo en la vagina;
  • Incapacidad para realizar actos de fricción durante el período necesario para una relación sexual completa;
  • en condiciones óptimas, un hombre no puede alcanzar el orgasmo para la mayoría;
  • Las erecciones espontáneas por la mañana y por la noche están ausentes.
un hombre de baja potencia como aumentar la foto 2

Si se detecta al menos uno de los síntomas anteriores, es necesario un examen por parte de un especialista, ya que cuanto antes se detecte la enfermedad, más fácil será curarla.

Procedimientos de diagnóstico de la impotencia, cuyo objetivo es identificar las causas de la enfermedad, buscar métodos para retomar una vida sexual plena y la cura necesaria de la impotencia.

Las pruebas hormonales ayudan a determinar la producción de estrógeno, prolactina, testosterona y LH (hormona luteinizante) en el cuerpo. La ecografía y las radiografías del sistema vascular pueden detectar trastornos circulatorios en el pene. La lista de medidas necesarias también incluye una visita al psicólogo y la autoobservación de las erecciones espontáneas matutinas y nocturnas.

Tratamiento de la disfunción eréctil.

Hay dos formas de tratar una dolencia masculina: clásica (tratamiento farmacológico y estimulación por vacío), quirúrgica (intervención quirúrgica). En caso de daño mecánico a los vasos y arterias del órgano genital, su restauración se lleva a cabo mediante una operación.

Elegir medicamentos para tratar la impotencia no es una tarea fácil. Dado que, antes de programar una cita, debe determinar con precisión la causa de la enfermedad. Si se basa en cambios negativos en los vasos sanguíneos, los medicamentos para reducir el colesterol en sangre se utilizan junto con una dieta especial. Reducir la elasticidad de las venas requiere un enfoque diferente. Cuando los niveles de testosterona son bajos, se prescriben tabletas que contienen esta hormona.

Los inhibidores son muy populares en estos días. Inducen artificialmente una erección y aumentan rápidamente la potencia masculina.

consulte a un médico para aumentar la potencia

La impotencia relacionada con los trastornos mentales y las fobias requiere muchas horas de sesiones con un psicoterapeuta. Estos pacientes se curan aumentando el contacto táctil y el tiempo de juego previo, eliminando los bloqueos internos y la terapia sexual.

Prevención de la impotencia

La base para mantener la salud sexual es la normalización del estilo de vida, el rechazo de los malos hábitos y las relaciones sexuales promiscuas, una correcta relación íntima y moral con la pareja, la actividad sexual regular. Es necesario interrumpir las relaciones sexuales como único método anticonceptivo y la complacencia como sustituto de las relaciones sexuales en toda regla.

Las preparaciones a base de hierbas con alto contenido de vitamina E, que contienen escaramujos, raíz de oro, vid de magnolia china y otros ingredientes beneficiosos, tienen buenos efectos preventivos y fortalecen la salud íntima.

No te olvides de los exámenes periódicos por parte de especialistas y si tienes la más mínima duda sobre la consistencia masculina, consulta a un médico, urólogo o andrólogo de inmediato.

La disfunción eréctil es una enfermedad compleja. Cuanto antes se detecte la enfermedad, más corto será el camino para restaurar la salud masculina.